Despedimos a nuestro compañero Albert Geronès, que nos dejó martes de manera repentina

con No hay comentarios

Ayer despedimos a Albert Geronès, uno de los miembros más activos de Mataró Cultural. Albert murió a causa de un infarto, pocas horas después de hablarnos de los proyectos que estaba diseñando y preparando para la entidad.

L’Albert había nacido en Barcelona, ​​pero hacía muchos años que Mataró era su ciudad. Estaba casado, con dos hijos, un chico y una chica, y cuatro nietos, a quien amaba con devoción. En las limpias mayores les gustaba pasar ratos con él en su estudio de artista.

Se licenció en Geografía e Historia por La Universidad de Barcelona y tenía un máster en Didáctica de la Historia. Era maestro de vocación, unos años director en Cataluña y Baleares de la Editorial Santillana, impulsor de diferentes proyectos educativos en el Departamento de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña y autor de varios textos para libros de texto.

Una vez jubilado, mantuvo su pasión por la lectura y la escritura, recuperando la afición por el arte que le había llevado a hacer clases de plástica en su época de maestro. Se formó en los talleres artísticos de Manuel Prieto, José M. Gomis y de LaAsociación San Lucas por el Arte de Mataró, De la que era socio y formaba parte de su junta.

Él mismo define su obra como artista con estas palabras: "El trabajo nace desde la espontaneidad, partiendo del color, en un intento de expresar en el mismo, los sentimientos y estados de ánimo, que como tales no tienen una forma definida, ni son visibles. De ahí que el estilo, puramente abstracto, me permite jugar con estas sensaciones. Es una manera donde el inconsciente está más presente que el consciente. Para mí, el acto de pintar significa sumergirme en un espacio y tiempo inexistentes, en un diálogo permanente ".

Participó en exposiciones individuales y colectivas, principalmente en Mataró, pero también a otras ciudades de Cataluña y Europa. También era colaborador del espacio cultural La destilería de Mataró. Actualmente estaba trabajando para una nueva exposición solidaria en solitario, la cual tenía previsto realizar el mes de septiembre en el Hospital Germans Trias i Pujol.

La relación personal que manteníamos facilitó que fuera uno de los primeros artistas que entrevistamos. La conversación se emitió el 10 de octubre de 2019 por Radio la Voz TV. Pocos meses más tarde, Albert, a quien le gustó el trabajo que hacíamos desde Mataró Cultural, se integró a la entidad y pasó a ser uno de los miembros más activos.

Le gustaba conversar con los artistas de la ciudad. La última de las entrevistas que grabó para Mataró Cultural fue con el escultor Perecoll, Un buen amigo suyo. Antes, entre otros, ya había entrevistado artistas como Jordi Prat, Pol Codina yo Mónica Vilert, o el historiador Francesc Masriera, Autor del libro "Jordi Arenas, la sublimación del arte" y secretario de la Asociación de Amigos de Ca l'Arenas.

Además de las habituales colaboraciones en las actividades actuales, Albert era el alma y el impulsor de un nuevo proyecto de la entidad. Esta vez era una propuesta que iba mucho más allá de Mataró y se basaba en el patrimonio y la historia del país, una de sus especialidades.

Pero Albert también era un patriota. Su compromiso político con el país le venía de muy lejos. De joven militó en formaciones de la izquierda nacionalista, habiendo sido cabeza de lista por la circunscripción de Girona del PSAN. Más tarde entró a formar parte de CDC, donde militó más de treinta años.

En su vida no podía faltar la implicación en la lucha por la mejora de la ciudad, que le llevó a ser, durante un tiempo, vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Mataró Centro.

Un hombre tranquilo y trabajador, capaz de encontrar consensos, que no se enfadaba y siempre tenía la sonrisa en la cara. Una persona que muchos echaremos de menos, aunque su recuerdo no nos dejará nunca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.